Aires acondicionados y decoración: cómo hacerlos compatibles

Antes de todo hay que resaltar algo y es que los aparatos de aire acondicionado han avanzado mucho, en prestaciones pero especialmente para lo que nos interesa en este blog en términos de diseño. No es lo mismo ver un aparato de aire acondicionado actual (de la marca Viessmann, por ejemplo) con unas líneas cuidadas y un aspecto en blanco que no tiene nada de poco elegante, que pensar en esos aparatos de aire acondicionado de hace unos años que eran más cuadrados, más ruidosos y sobre todo con una imagen que no apetecía demasiado lucir.

decoración-interiores

Pero gracias a la decoración (prácticamente) todo es solucionable. El caso de los aires acondicionados no va a ser diferente y tanto si tienes un aparato de los que dominaban el mercado hace uno años y no son tan bonitos como si tienes un aire acondicionado moderno pero no sabes del todo cómo acabar de integrarlo en la decoración de tu hogar… aquí van algunas ideas que te pueden ayudar a ver bien tu hogar con el aire acondicionado en él.

En exterior, rodéalo de plantas

Una idea muy chula y que se ve de hecho en varios hogares es la de camuflar el aparato de aire acondicionado con plantas. Las enredaderas son muy indicadas. Crecen rápido, son resistentes y con ese porte colgante que tienen sólo necesitas poner una planta en una altura superior a la del aire acondicionado y dejar que la naturaleza siga su curso, como quien dice. Además la decoración de fachadas con enredaderas aporta una frescura y una elegancia que de pocas otras formas puedes conseguir. Y el aire acondicionado hará su función sin que estorbe visualmente en absoluto.

En interior, disimúlalo

Colócalo en zonas estratégicas si no quieres que se convierta en el protagonista de una estancia. Lógicamente debes priorizar que el aparato distribuya adecuadamente el frío porque para eso lo compraste, pero respetando eso también puedes procurar que el aparato quede detrás de una puerta, en la zona menos visible de la habitación. No se trata de ponerse en plan feng shui pero sí de tener un poco de astucia.

Transfórmalo en elemento decorativo

Una máxima que funciona es la siguiente: “si quieres esconder algo, déjalo a la vista”. Cuando se trata de aires acondicionados de estilo moderno, que son bastante delicados en líneas y por lo general vestidos totalmente en blanco o en negro, puedes usarlos a modo de lienzo. ¿Cómo? Coloca un marco de madera alrededor, un marco elegante, y conviértete en el rey o la reina del minimalismo. Con esto ganas en arte y decoración y reduces el impacto visual del aparato de aire acondicionado camuflándolo como lo que no es. El efecto es verdaderamente interesante.

Créale un entorno a medida

Esta opción es el opuesto a la solución que justo te contábamos. Consiste en crear un contexto en el que el aparato quede totalmente integrado y hay varias formas de hacerlo. Así puedes crear una falsa estantería de cierta envergadura para el aire acondicionado: no va a sostener nada pero, colocándose el aire acondicionado en la parte alta de la pared, sólo se va a ver una estantería igual que las otras de la estancia y el aparato de aire va a pasar desapercibido. Otra cosa que puedes hacer es crear armarios o decoraciones a medida. Puedes apostar por las grandes dimensiones, bastiendo un armario de bonitas lamas de madera que vaya de arriba abajo de la pared y que hace de decoración, ocultando el aparato y además permitiendo guardar algunas cosas. Otra opción es crear armazones de madera, que bien pueden ser decorativos por sí mismos si encajan con el resto de la decoración o que puedes transformar en interesantes elementos de la decoración si aplicas algún papel o pintura o directamente alguna lámina artística.

Con esto ya tienes algunas ideas para elegir cómo integrar el aire acondicionado en tu hogar y que además de aportar frescura aporte distinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *