Haz más amplio tu jardín

A la hora de comprar una cosa, consideramos esencial que disponga de patio o jardín. No solo nos das más posibilidades y amplitud a la casa, sino también más belleza. Bueno, o lo contrario, todo depende de cómo lo decoremos. Por ello hoy os vamos a dar unos consejos.

Lo fundamental, y lo primero que tenemos que hacer antes de comenzar a decorar nuestro jardín, es tener como objetivo crear un espacio armonioso en el que pasar buenos momentos. Un lugar que nos de soluciones, especialmente en la época de verano, por lo que es importante conseguir que tenga una gran amplitud cuando lo tengamos distribuido todo.

decoracion_de_jardines

Para darle más belleza es importante ver otros jardines de amigos y familiares para orientarnos. Eso sí, no cometamos el error de copiar ese estilo por mucho que nos guste. Para que un jardín sea ideal y bonito debe ser individual, propio, tener tu propio estilo, aunque tomes ideas del resto.

Uno de los mayores errores que cometemos a la hora de organizar nuestro jardín es hacerlo cuadriculado. Grave error. Los jardines no deben tener esquinas. Y si las tienen, que sean secretos. Si damos curvas a este espacio, lo haremos más amplio.

Otro de los elementos que queda muy bien en un jardín con encanto es colocar una pequeña fuente, cascada o estanque. Sobre todo, porque el sonido del agua nos produce una gran relajación creando un espacio perfecto para, por ejemplo, la lectura y el descanso.

Volvemos a los errores. Muchos de los que prefieren una casa con jardín es por su gran afición a las plantas. Lo entendemos pero, cuidado. No podemos llenar el jardín de vegetación. Nos queda muy sobrecargado y en lugar de belleza puede llegar a provocar incluso ansiedad a sus visitantes.

Son algunos de los consejos que os podemos ofrecer. Por si queréis saber más, os dejamos estos consejos de nuestros compañeros de artículos.inforjardín.com

La estrechez no es un problema

Los pasillos son un elemento que comparten de las diferentes clases de viviendas españolas. Ya sean pisos, casas, estudios… el pasillo (estrecho, generalmente) forma también parte de nuestro hogar, un espacio al que también podemos dar nuestro toque personal. Sin embargo, para los amantes de la decoración  de interiores, los pasillos estrechos suelen ser un gran dolor de cabeza debido a que el reducido espacio complica cualquier intento de creatividad.

A continuación te traemos unos consejos para aprovechar al máximo el espacio de tu hogar y dar un toque único y personal a esos pasillos que, aunque estrechos, dicen mucho del conjunto de nuestra vivienda y, cómo no, de nosotros mismos.

Minimalismo y detalles decorativos

Decoración de pasillos

Debido a su reducido espacio, no debemos recargar los pasillos con muebles o elementos que den una sensación de hacinamiento e incluso impidan y compliquen el paso por el pasillo. Una simple mesa al final del pasillo (con un jarrón u otro elemento a nuestro gusto) o alfombras de diseño son elementos que pueden cambiar la imagen de éste, dándole mucho estilo y amplitud de espacio.

Color para dar alegría

Pasillos con cuadros de colores

Los pasillos largos y estrechos suelen dar una sensación de enclaustramiento y apatía. Por este motivo, pintar las paredes de los pasillos de colores vivos y decorarlas con cuadros coloridos o con fotografías familiares puede contrarrestar su efecto negativo. Recuerda no recargar demasiado las paredes para no disminuir la sensación de amplitud.

Espejos para dar amplitud

Espejos que dan amplitud

Los espejos son elementos decorativos muy utilizados cuando queremos dar amplitud a espacios pequeños. Si decoramos nuestro pasillo con espejos grandes daremos una sensación de más espacio. Recuerda que existen miles de tipo de espejos, con diferentes marcos, formas y diseños. Elige los que mejor compaginen con tu personalidad y la de tu hogar.

La iluminación como elemento decorativo

Iluminación como decoración

En los últimos años, la iluminación se ha consolidado como un elemento decorativo primordial. El uso correcto de la luz puede cambiar totalmente un espacio. Recuerda que los pasillos son espacios cerrados, así que una buena iluminación puede darles un estilo totalmente diferente e incluso dar amplitud al espacio.

Prueba con la iluminación led

Originalidad y encanto son algunas de las características que desprenden estas nuevas velas que vienen pisando fuerte en el mundo de la decoración.  Se trata de un innovador sistema de iluminación que sustituye la tradicional mecha que creaba ambientes cálidos y románticos en nuestros hogares.  Las velas led son la última novedad en iluminación que surgen para crear un tipo de iluminación más sutil, logrando crear originales ambientes en los lugares más recónditos de nuestro hogar.

Apariencia real

fuente: evisos.com

Lejos de parecer una simple bombilla de color en un recipiente de cera, las velas led cuentan con un método de funcionamiento muy similar a la mecha de fuego de una vela tradicional.  Algunos modelos, incorporan un sistema de  movimiento que logra el efecto real de la mecha.

Seguras y duraderas

El humo, el peligro de incendio y las manchas de cera son cosa del pasado.  Las “led” se presentan como la apuesta más segura por la iluminación en el hogar.  Funcionan con pila que en la mayoría de los casos vienen incluidas y tienen una duración de unas 50.000  horas aproximadamente, según el modelo y la calidad del producto.  Es prácticamente imposible que se fundan o se estropeen, por lo que nos garantizan más seguridad de compra.

Un color para cada rincón

El sistema de iluminación led dispone de una  gran variedad de colores (al menos 12) entre los que podrás elegir para crear divertidos ambientes en tu hogar, ideal para una cena romántica con tu pareja o para disfrutar de más intimidad en la terraza bajo la suave luz de las velas.  A través de un mando a distancia podrás cambiar el color de las velas, que cuentan además con modos automáticos y temporizadores de apagado.

¿Te animas a probarlas?

Foto: evisos.com

Elige el color adecuado para tu casa

Uno de los fallos más graves y comunes en la decoración de una casa es el color del cual la pintamos. Unas veces demasiado sencillo, otras, muy atrevido. No a todas las casas les queda igual un color. Y no todas las pinturas quedan igual de bien.

Para que no caigas en esto error, vamos a ofreceros unos consejos para que sepáis cuál es el color ideal para vuestra casa.

El más habitual de los colores es el blanco. Líder en decoración, es el idóneo si tienes las paredes repletas de fotos y cuadros. Genera amplitud y da más luz a las habitaciones. También es el color perfecto si eres de los que decora a través de un gran número de muebles.

Luz y amplitud aportan también los tonos amarillos y naranja. Sin duda, tras el blanco, los colores que se encuentran detrás en la cadena de preferencia de los usuarios. Además, la gran cantidad de tonos de estos colores que hay hace que, como en la variedad está el gusto, tengamos más donde elegir. Nuestra recomendación es usarlas en habitaciones pequeñas y en las que entre poca luz, especialmente, si da a un patio interior.

pintar la habitación
Fuente: decorarparedes.com

Para la habitación de los niños, el color más destacado es el azul. La relajación que aporta este color al entorno en el que se encuentre hace que sea ideal para tranquilizar a los más pequeños de la casa.  Cuidado con las niñas. El rosa también es relajante y muy del gusto de las chicas, pero un tono demasiado vivo transformaría la relajación en energía.

Energía aporta también el rojo. Un rojo muy vivo no es recomendable para la casa, pero el tono exacto aporta vivacidad. Perfecto para entradas o salas de juego para los niños, nunca para habitaciones.

Ahora vamos con los colores que en raras ocasiones pondríamos a una casa. Se trata del negro y del gris. Son perfectos para oficinas y lugares de trabajo, pero no para el hogar. Un gris claro podría aceptarse si tenemos la oficina en casa o un pequeño estudio.

Por último, decir que estos son los colores ideales para cada casa, pero que lo primero que hay que tener en cuenta es el espacio y el mobiliario que tenemos. Por muy bonito que sea el amarillo, si los muebles no quedan bien con este color, tendremos que pensar bien en cambiar el mobiliario o bien en pintar de otro color.

Haz tu propio zapatero

Son muchas las ocasiones en las que nos encontramos en casa todos los zapatos en medio de las habitaciones. Suele darse en varios casos. Bien si eres desordenado o bien si tienes una cantidad de zapatos tan grande que no sabes ya ni dónde meterlos.

Por eso te vamos a enseñar en sencillos pasos como hacer un zapatero, para que así tengas un sitio en el que guardar los zapatos.

zapatero
Fuente: hogarutil.com
  1. Una vez compradas las tablas, tenemos que cortarlas a medida. Tras esto, debemos hacer un canal en las tablas superiores y laterales para poder colocar la parte de atrás. Una vez colocados, debemos hacer orificios en los puntos de unión.
  2. El siguiente paso es montar el mueble. Para ello debemos unir las piezas con el adhesivo de montaje y tubillones. Además, tenemos que terminar de unir las piezas introduciendo en las perforaciones de los puntos de unión tirafondos especiales.
  3. En este paso también debemos coger tirafondos. Si anteriormente nos servían para consolidad esa unión, esta vez es para fijar la tabla central.
  4. Colocamos la tapa de atrás. Es quizás el paso más complicado ya que suele darnos quebraderos de cabeza.
  5. Una vez hecho esto, debemos comenzar a hacer orificios ciegos para colocar los soportes. Una vez realizados, colocamos dos por balda, así como en los extremos para que nos sirvan de apoyo. Los primeros deben ir a alturas distintas para que queden inclinados.
  6. Terminados de poner los soportes, el siguiente paso es la sujeción de nuestros zapatos. Para ello debemos de pegar los perfiles metálicos en las baldas. Debemos de pegarlo muy fuerte para evitar su derrumbe.
  7. El penúltimo paso consta de poner las bisagras de cazoleta. Deben ir en la puerta y en el lateral. Esta última parte debe fijarse con tornillos ya que se utiliza como soporte.
  8. Por último, colocamos las baldas dentro del armario.

Podemos poner otros accesorios como la rejilla de ventilación, ruedas e incluso pintarlo o empapelarlo, todo queda en la imaginación de cada uno.

Esperemos que con estos sencillos pasos no tengas problemas para guardar tus zapatos.

La importancia de la habitación para el bebé

Es conocer que en nuestro vientre se está formando una nueva vida y empezar con todos los preparativos para dar la bienvenida al bebé. ¿Y qué es lo primero que organizamos? Su habitación. Allí pasará gran parte de su vida, desde el nacimiento, hasta la adolescencia (o quizá más) pasando por la infancia. Será un lugar importante para él. Por eso tenemos que prepararlo todo para que se encuentre lo más cómodo posible.

Hoy queremos darte algunos consejos para que acomodar a tu pequeño no se convierta en una tarea extremadamente complicada.

En primer lugar deberás elegir una estancia amplia y pensar que el niño crece muy deprisa por lo que los muebles tendrán que ser útiles para los primeros meses pero también para al menos hasta los 10 años, así te ahorrarás cambiar la habitación cada determinado tiempo.

Sea del tamaño que sea, debes de cuidar ante todo, que la seguridad de tu hijo esté más que garantizada. Cuando son pequeños, no comprenden que algunas acciones pueden ponerles en peligro, por eso, deben ser los padres los que velen por ella.

Dicho esto, es momento de hablar ahora sobre los colores que debes aplicar tanto en el mobiliario como en las paredes de la habitación. Intenta evitar colores oscuros y fuertes, mejor céntrate en los tonos pastel, generarán en la habitación la sensación de más amplitud y bienestar. Para cuando todavía son muy pequeños, puedes pegar en las paredes posters o pegatinas de animales, de forma que a medida que el niño va creciendo, se vaya despertando en él la curiosidad sobre lo que le rodea.

Durante los primeros meses de vida en los que aún usen la cuna, intenta ubicarla en algún lugar de la habitación al que llegue la luz natural de la ventana. Para que se distraigan cuando no duermen, coloca sobre ella un móvil de colores. En tan sólo unos meses verás cómo le prestan atención e intentan alcanzarlo. Elige cunas que puedan desmontarse para que cuando el niño crezca, puedas quitar las barandillas y convertirla en cama. Así tendrás un colchón para que el pequeño duerma algunos años más.

Y ya para terminar, adorna el suelo de su habitación con una alfombra mullidita y calentita en la que cuando comience lo haga sobre ella, evitando el frío contacto con el suelo.

Ten en cuenta que su descanso y bienestar depende exclusivamente de ti. Cuídalo hasta que pueda hacerlo por sí mismo.