Aprovecha tu terraza este verano

La terraza es uno de esos elemento que le dan a una casa, especialmente un piso en una gran ciudad, un enorme valor añadido. Un espacio que ofrece una enorme cantidad de posibilidades y que, a pesar de no ser muchos los meses en los que realmente se le da un uso regular, éste es una absoluta gozada.

Como bien se decía en un popular anuncio de televisión, en nuestro país hay un buen número de terrazas que no se aprovechan como deberían, haciendo las veces de trastero improvisado que en verano no apetece ordenar, por lo que poco a poco se van acumulando objetos y se pierde una zona de la casa que, siguiendo algunos pequeños consejos y recomendaciones, pude ser el alma de la vivienda durante la temporada de calor.

Lo primero que hay que decidir es el uso que se le quiere dar, y en función de esto junto con el espacio disponible y la orientación y luz que llegue, comenzar a tomar decisiones en lo relativo a la decoración.

Lo más común es crear un espacio en el que comer o cenar al aire libre, una zona para tomar una copa o zona solárium, siendo muy pocos los afortunados que disponen de espacio para tener los tres, por lo que normalmente hay que decidir. Si es una terraza pequeña se deberá abandonar la idea de poner una mesa de comedor, si el edificio de enfrente tapa el sol no tendrá mucho sentido poner tumbonas para tomar el sol, por tanto las condiciones resultan fundamentales en esta decisión.

La tendencia es a unir los espacios, es decir, que la terraza y la habitación desde la que se tenga acceso tengan una decoración en común que ayude a dotar de sensación de continuidad la salida a la terraza, ya sea desde la cocina, salón o dormitorio. Ésto se puede hacer gracias a una serie de consejos y trucos simples como emplear cortinas ligeras y d colores suaves y claros o el empleo de los mismos materias dentro y fuera, o al menos de los mismos colores. Con esto se logra crear espacios anexionados, conectados, logrando que el interior parezca más amplio.

Si la terraza dispone de mucho espacio, lo mejor es crear diferentes espacios para cumplir todas las funciones anteriormente comentadas, aunque es cierto que algunas cosas a tener en cuenta pueden ser la necesidad de e de que el espacio de comedor debe ser practico, y por lo tanto cuanto más cerca del interior mejor será. También hay que tener en cuenta el factor sol, ya que la presencia de un toldo o una pérgola será necesaria para un uso agradable y sin insolaciones.

Por último, resaltar la importancia de las plantas. Éstas aportan un toque de frescura que resulta imprescindible para que no resulte una terraza fría y artificial. Una buena forma de conseguir esta sensación es cubrir total o parcialmente una de las paredes de vegetación con una celosía y plantas trepadoras.

Simplemente recordar que es fundamental que los muebles y elementos decorativos de la terraza deben ser resistentes a los elementos, y lavables para poder usarlos varios años y guardarlos al terminar la temporada de uso .

Murales como cabeceros de cama

El dormitorio es la estancia más íntima de un hogar, es esa parte de nosotros que decoramos a nuestro gusto para que sea más fácil conciliar el sueño. Además del mobiliario, las paredes y la ropa de cama, debemos prestar atención al cabecero, ya que es la parte en la que se centra la mirada cuando entramos en la habitación.

Foto: Eltallerdepintura.com

Foto: Eltallerdepintura.com

El abanico de posibilidades para personalizar este apartado es muy amplio. Antiguamente se estilaban las composiciones que abarcaban toda la cama en madera o hierro, pero poco a poco ha ido cayendo en desuso a medida que el minimalismo se ha ido extendiendo. De esta manera, se han buscado otros modos para decorar la parte alta de la cama. La gama puede ir de tablones de madera, acolchados de distintos tonos o pequeñas repisas sobre las que colocar algunos enseres. Sin embargo, una gran opción son los murales.

Los murales aportan un toque distinguido, moderno y muy elegante. El contraste que provocan en la mirada del espectador hacen de él una de las mejores opciones. Dentro de estos, existen diferentes modalidades. Una de ellas es situar un gran paisaje que signifique algo para nosotros, que nos ayude a dormir o que nos evoque a algo que recordemos con buena estima y podamos descansar más plácidamente. Otra opción es seleccionar una gran foto artística, de un momento importante en nuestra vida o de algún personaje famoso que contribuya a adornar aún más la habitación.

En este caso se combina el papel con un pequeño cabecero. |Foto: Hogarmanía

En este caso se combina el papel con un pequeño cabecero. |Foto: Hogarmanía

Si no eres capaz de elegir entre las múltiples fotografías porque no sabes si terminarás agotado de verla, puedes seleccionar un papel pintado con algún motivo o figura y ocupar toda la pared. Esta contrastará con el resto de tabiques conformando una estancia personalizada y muy especial.

Si Moliére murió a causa del color amarillo, ¿mi casa se va a caer por decorarla así?

¿Quién dijo o quién impulsó la idea de que el color amarillo era síntoma de mala suerte? Pues nada más y nada menos que Moliére. El dramaturgo francés murió tras su última actuación cómica llamada “El enfermo imaginario”. ¿Y cómo así? A raíz de la puesta en escena, el actor se puso enfermo y le causó la muerte. Muchos de los críticos comentan que fue debido a la sorna que tenía el argumento de la obra de teatro y la presencia del color amarillo en el decorado. Desde entonces, este color se asemeja a las desgracias.

Casa decorada de amarillo

Casa decorada de amarillo. Fuente: milideas.net

Pero, actualmente, los decoradores de interiores han hecho caso omiso a este bulo y han puesto de moda una nueva forma de adornar las casas.

Para estos expertos artísticos, el color amarillo es símbolo de buena energía y de alegría, pero sin embargo, comentan que hay que saber combinarlo con el resto de la gama cromática.

En los últimos tiempos, este color tan expresivo y llamativo, se ve en muchas casas con decoración modernista, y no sólo con motivos detallistas de un almohadón. Esta expresión luminosa se ve en paredes, muebles, cuadros y sofás.

En un principio, este tipo de arquitectos no lo tenían muy claro, ya que desde el medievo se viene diciendo que el amarillo es símbolo de traición hasta en los medios de comunicación, la prensa amarilla arremete contra la información veraz. Este tipo de publicaciones no tienen mucha validez. ¿Entonces a qué nos atenemos?

Se ha seguido adelante con esta idea innovadora, hasta tal punto que el color amarillo se asemeja o se compara con el color rosa. Muchos críticos especializados en arquitectura y decoración, sentencian que es “el nuevo color rosa”.

Quieren acoplar esta modalidad colorida porque es sinónimo de calor, buen humor y verano, es como sentir, que estás en una casa donde se respira tranquilidad, desasosiego pero también felicidad y optimismo.

La diseñadora Sarah Bottger señala que le gusta muchísimo este color porque sirve de complemento de otros tonos neutros y de materiales naturales.

El amarillo se puede ver en alfombras de paño ensamblado con blanco y con grises cálidos para que irradie una visualidad excepcional a todas las personas que vivan en una casa decorada así, o para los invitados que vayan algún día a visitar a los propietarios. Es una llamada de atención.

En nuestro país hemos ido al límite con este color, puesto a que una empresa diseñadora de interiores, Cosentino Group, ha fabricado cocinas completamente equipadas con ese color, un boom para tiendas de muebles, vendedores, consumidores y expertos arquitectos españoles.

Muebles de cocina amarillos

Muebles de cocina amarillos. Fuente: decasas.org

En definitiva, el amarillo funciona de manera descabellada en verano, gracias a él se consigue una casa acogedora e innovadora, que muchos, seguro, lo quisieran copiar y colocar posteriormente en sus casas.

¿Qué vas a hacer? ¿Te atreves? ¡Estás a tiempo de incorporar algunas pinceladas amarillas en tu casa antes de que acabe el verano!. Deja de lado el rosa, el azul o los colores austeros y ¡lánzate a la modernidad!

Cuadros en el baño sí o no

Todos recordamos la noticia que surgió durante la “Operación Malaya” que informaba que en uno de los domicilios de uno de los imputados se había hallado una obra de Joan Miró decorando el cuarto de baño. El hecho causó una gran polémica, en la que los detractores afirmaban que era muy pretencioso poseer un cuadro de un autor de tanta importancia decorando una estancia tan fría como el lugar de aseo.

Sin embargo, el uso de estos elementos decorativos en esta estancia de la casa que suele tener tan mala fama ha ido ascendiendo, en parte porque se ha olvidado eso de que se pueden estropear a raíz de los vapores y la humedad que se genera en el día a día. Algunas técnicas de decoración ya los consideran imprescindibles para dar ese toque personal al servicio y sorprender a las visitas.

Una de las más reconocidas es el Feng Shui, una filosofía de origen chino que actúa en la ocupación consciente del espacio. Afirma que el baño debería estar en el exterior del hogar, por ser un lugar en el que la energía se escapa debido al agua y a la frialdad. Pero como en los tiempos actuales eso no es posible, han tenido que adaptar su teoría. Para evitar la sensación de humedad abogan por el uso de luces, plantas y cuadros. Estas piezas aportan esa calidez de la que carece la habitación, de modo que conseguimos un aspecto más personal y con una energía más positiva.

Foto: Spazio-Noi

Foto: Spazio-Noi

Esa humedad de la que hablamos no destruirá la obra, puesto que ésta debe estar perfectamente sellada y enmarcada, de manera que el agua o vapor no tenga la más mínima oportunidad de penetrar en ella. Para colgarlos en el frágil azulejo las mejores opciones son los cuelga fáciles y los adhesivos, puesto que el taladro podría prepararnos un enorme destrozo.

Por último, ya sólo te queda elegir el motivo que vas a elegir. El Feng Shui nos dice que debemos poner motivos vivos o animales, pero cuando pones un cuadro siempre debes dar tu toque personal, por lo que puedes optar por elementos atrevidos y vanguardistas, obras antiguas o una colorida lámina sencilla.

6 consejos básicos para la habitación de tu bebé

El tiempo pasa, y los 9 meses de tiempo se esta agotando  y no tenemos preparada la habitación del bebé. Mamis no os preocupéis, os presentamos 6 consejos para que no os supere la ansiedad y no cunda el pánico.

habitacion_bebe

Cuando estamos a la espera de un recién nacido, debemos adaptar nuestro hogar a las necesidades y cuidados de este. Y por supuesto, llega el momento de plantearnos  cómo queremos que sea la estancia de nuestro bebé:

1. El primer consejo es elegir unos muebles prácticos. Como todo lo que viene siendo hogar, decoración y muebles de bebé hay cosas monísimas, pero que acaban siendo inútiles y nada prácticas. De esta manera, el consejo es que compréis unos muebles básicos, cuna y cambiador; pero con utilidad futura. En otras palabras, hoy en día hay cunas que al quitar la barrera se convierte en una estupenda cama que podrá utilizar el niño durante su infancia. Por otro lado, el cambiador puede ser utilizado como cómoda para guardar la ropa del bebé, sus zapatos, etc. Se trata de una forma de ahorrar, puesto que estos muebles te pueden durar de 8 a 10 años.

2. Los colores de la habitación del bebé son importantísimos. Dejamos de lado el debate de siempre entre el azul para niño y el rosa para niña. Aquí lo fundamental son los colores. El tercer consejo es que se pinten las paredes de colores pastel, ya que además de sensación de amplitud, proporcionan serenidad y paz. Si por el contrario apostamos por un rojo o fucsia originaremos fuerza, y el objetivo de la habitación del bebé es su descanso.

Estilos:

  • Clásicos: Con colores neutrales como el blanco o el beige.
  • Moderno: Incorpora iluminación de ambiente con luces directa e indirectas, y el uso de colores menos convencionales
  • Retro: Juguetes antiguos, telas con lunares  y colores suaves
  • Alegre: Colores más fuertes pero sin excederse, y con adornos decorativos de colores llamativos.
  • Estilo francés: Aspecto envejecido en los muebles  y lámparas clásicas en forma de candelabros. Colores pastel y suaves.

3. Una alfombra. Para que el bebé no coja frío durante sus primeros pasos, es aconsejable colocar una alfombra para que pueda pasar tiempo de juego evitando el contacto frío del suelo. Además, una alfombra adorna y mucho una estancia.

4. Paredes decorativas. Además de darle color a tus paredes, puedes incluir en las paredes algunos vinilos de animales, por ejemplo, que despertarán la curiosidad de tu bebé. Por otro lado, también puedes optar por una pared-pizarra que es relativamente barata y puede crear una original habitación de bebe.

5. Luz natural. Intenta colocar la cuna del bebé en un espacio donde pueda recibir la luz natural mientras tu bebé descansa.

6. Por último, aunque no por ello menos importante, es la seguridad. Debemos asegurarnos de que la habitación del bebé es una estancia tranquila para él o ella, por eso asegúrate de que los enchufes están tapados, ningún producto al alcance de un bebé, como puede ser medicinas, productos de limpieza, etc.

Con estos consejos seguro que no tendrás ningún problema a la hora de decorar la habitación y esté todo prepardo para la llegada del recién nacido

La estrechez no es un problema

Los pasillos son un elemento que comparten de las diferentes clases de viviendas españolas. Ya sean pisos, casas, estudios… el pasillo (estrecho, generalmente) forma también parte de nuestro hogar, un espacio al que también podemos dar nuestro toque personal. Sin embargo, para los amantes de la decoración  de interiores, los pasillos estrechos suelen ser un gran dolor de cabeza debido a que el reducido espacio complica cualquier intento de creatividad.

A continuación te traemos unos consejos para aprovechar al máximo el espacio de tu hogar y dar un toque único y personal a esos pasillos que, aunque estrechos, dicen mucho del conjunto de nuestra vivienda y, cómo no, de nosotros mismos.

Minimalismo y detalles decorativos

Decoración de pasillos

Debido a su reducido espacio, no debemos recargar los pasillos con muebles o elementos que den una sensación de hacinamiento e incluso impidan y compliquen el paso por el pasillo. Una simple mesa al final del pasillo (con un jarrón u otro elemento a nuestro gusto) o alfombras de diseño son elementos que pueden cambiar la imagen de éste, dándole mucho estilo y amplitud de espacio.

Color para dar alegría

Pasillos con cuadros de colores

Los pasillos largos y estrechos suelen dar una sensación de enclaustramiento y apatía. Por este motivo, pintar las paredes de los pasillos de colores vivos y decorarlas con cuadros coloridos o con fotografías familiares puede contrarrestar su efecto negativo. Recuerda no recargar demasiado las paredes para no disminuir la sensación de amplitud.

Espejos para dar amplitud

Espejos que dan amplitud

Los espejos son elementos decorativos muy utilizados cuando queremos dar amplitud a espacios pequeños. Si decoramos nuestro pasillo con espejos grandes daremos una sensación de más espacio. Recuerda que existen miles de tipo de espejos, con diferentes marcos, formas y diseños. Elige los que mejor compaginen con tu personalidad y la de tu hogar.

La iluminación como elemento decorativo

Iluminación como decoración

En los últimos años, la iluminación se ha consolidado como un elemento decorativo primordial. El uso correcto de la luz puede cambiar totalmente un espacio. Recuerda que los pasillos son espacios cerrados, así que una buena iluminación puede darles un estilo totalmente diferente e incluso dar amplitud al espacio.

Elige el color adecuado para tu casa

Uno de los fallos más graves y comunes en la decoración de una casa es el color del cual la pintamos. Unas veces demasiado sencillo, otras, muy atrevido. No a todas las casas les queda igual un color. Y no todas las pinturas quedan igual de bien.

Para que no caigas en esto error, vamos a ofreceros unos consejos para que sepáis cuál es el color ideal para vuestra casa.

El más habitual de los colores es el blanco. Líder en decoración, es el idóneo si tienes las paredes repletas de fotos y cuadros. Genera amplitud y da más luz a las habitaciones. También es el color perfecto si eres de los que decora a través de un gran número de muebles.

Luz y amplitud aportan también los tonos amarillos y naranja. Sin duda, tras el blanco, los colores que se encuentran detrás en la cadena de preferencia de los usuarios. Además, la gran cantidad de tonos de estos colores que hay hace que, como en la variedad está el gusto, tengamos más donde elegir. Nuestra recomendación es usarlas en habitaciones pequeñas y en las que entre poca luz, especialmente, si da a un patio interior.

pintar la habitación
Fuente: decorarparedes.com

Para la habitación de los niños, el color más destacado es el azul. La relajación que aporta este color al entorno en el que se encuentre hace que sea ideal para tranquilizar a los más pequeños de la casa.  Cuidado con las niñas. El rosa también es relajante y muy del gusto de las chicas, pero un tono demasiado vivo transformaría la relajación en energía.

Energía aporta también el rojo. Un rojo muy vivo no es recomendable para la casa, pero el tono exacto aporta vivacidad. Perfecto para entradas o salas de juego para los niños, nunca para habitaciones.

Ahora vamos con los colores que en raras ocasiones pondríamos a una casa. Se trata del negro y del gris. Son perfectos para oficinas y lugares de trabajo, pero no para el hogar. Un gris claro podría aceptarse si tenemos la oficina en casa o un pequeño estudio.

Por último, decir que estos son los colores ideales para cada casa, pero que lo primero que hay que tener en cuenta es el espacio y el mobiliario que tenemos. Por muy bonito que sea el amarillo, si los muebles no quedan bien con este color, tendremos que pensar bien en cambiar el mobiliario o bien en pintar de otro color.

El papel pintado regresa por la puerta grande

Hace ya algunas décadas no había casa alguna que no tuviera papel pintado en sus paredes. Esta era la forma que nuestros padres (o abuelos) tenían de dar un estilo propio a las paredes del salón habitaciones, etc. No obstante, con la llegada de la decoración minimalista y de los estilos escandinavos, el papel pintado quedó totalmente anticuado y desfasado, totalmente fuera de las nuevas tendencias en decoración.

Sin embargo, se suele decir que las modas son cíclicas y que todo lo bueno (retro) vuelve a ser tendencia. Así que en este 2014 vuelve el papel pintado por todo lo grande. Eso sí, de forma más original y elegante (olvidaros de los estilos psicodélicos y colores chirriantes de los setenta).

Papel pintado en una sola pared

Papel pintado en sola pared

Esta es una de las técnicas más utilizadas actualmente. Se basa decorar únicamente una pared de la habitación o del salón con papel pintado. Con éste haremos resaltar la pared y daremos vida al espacio si utilizamos tonos vivos y diseños modernos y originales.

Las formas geométricas nunca fallan

Nuevos diseño en papel pintado

El papel pintado con un diseño sobrio y recio dará a nuestras estancias (salón, sala de estar, biblioteca, despacho, etc.) un  aire elegante y distinguido. Si queremos ahondar aún más en la elegancia, podemos combinar figuras geométricas con tonos neutros (gris, blanco) con colores más vivos. El contraste será perfecto.

Papel pintado colorido y con diseños originales

Diseños coloridos en papel pintado

La característica más relevante de este regreso del papel pintado son los nuevos diseños y colores que trae para este 2014. Colores vivos y tonos llamativos darán a las habitaciones (la de los niños, por ejemplo) un aire desenfadado y ameno. Po otra parte, diseños con figuras y dibujos harán que nuestra pared rejuvenezca, mezclando un estilo elegante y divertido.

Papel pintado con diseños más arriesgados

Diesño completo papel pintado

Si lo que nos gusta es innovar, podremos hacer uso del papel pintado de la forma más extrema posible. Completar la decoración de nuestro salón o habitaciones con un papel pintado que transmita una idea o siga una temática en concreto es una buena opción. Eso sí, siempre tienen que haber colores, por los menos en algunos detalles del papel.

Cómo decorar el salón: el sofá

El salón suele ser el punto de referencia que utilizamos para dar a la decoración de nuestro hogar un estilo y una personalidad uniforme en todo su conjunto. Además de su importancia decorativa, en nuestro salón todo debe estar medido para no restar comodidad y confort, pues este suele ser en lugar de la vivienda en el que pasamos más tiempo, ya sea con nuestros familiares, amigos o visitas.

Si hay que destacar uno de los tantos elementos que componen nuestro salón, el sofá se lleva la palma, debido a que suele ser el que reina y encabeza toda decoración. Su disposición, localización y características pueden alterar totalmente el espacio, por lo que debemos de tener siempre en cuenta qué estilo decorativo queremos, para que nuestro sofá siempre vaya en armonía con éste.

A continuación te proponemos unos consejos e ideas para sacar máximo partido a tu sofá, ya sea ahorrando espacio, marcando un estilo propio o simplemente para estar a la última en decoración de salones.

Sofás contra la pared

Sofá contra la pared

Poner el sofá contra la pared en salones con un espacio reducido resulta más que efectivo. Por una parte, dejaremos más espacio libre en el centro del salón, consumiendo menos espacio visual. Además, con un sofá pegado a la pared podremos jugar mejor con el contraste o la armonía entre éste y la decoración de la pared en la que reposa.

Sofás como un separador de ambientes

Sofá separador de ambientes

Si lo que queremos es marcar una división en nuestro salón y crear dos zonas decorativas diferentes, el sofá es el mejor separador que podemos encontrar. Podemos orientarlo hacia alguna de las zonas, dando la espalda a la otra, marcando así la transición de espacios que deseamos.

Sofás con respaldo abierto

Sofás sin respaldo

Al más puro estilo romántico u oriental, un sofá sin respaldo puede ser la clave que buscamos en nuestro salón. Parecidos a los divanes, los sofás sin respaldo vuelven a coger fuerza debido a que son elementos que mezclan estilo, elegancia y comodidad. Además, hay que tener en cuenta que sin un respaldo damos más sensación de amplitud y espacio.

Imágenes: Houzz.com

5 consejos para decorar las paredes de tu salón

Sin lugar a dudas, el salón suele ser la parte de nuestro hogar donde pasamos más tiempo, compartiendo experiencias con nuestra familia, amigos o conocidos. Y es que para muchos, la decoración del salón es primordial para marcar y dirigir el estilo del resto de la vivienda. Como un director de orquesta, nuestro salón se encarga de transmitir y marcar las pautas para que la decoración de nuestro hogar sea acorde a nuestra personalidad y estilo de vida.

Por este motivo, y por que a muchos amantes de la decoración les encanta empezar el nuevo año con cambios, os traemos una serie de consejos para decorar las paredes de vuestro salón, siguiendo las nuevas tendencias en decoración de interiores. ¡Echa un vistazo a estas 5 ideas para decorar las paredes del salón de tu hogar!

Paredes en blanco para potenciar detalles

Paredes en blanco

Aunque, hace relativamente muy poco tiempo, los colores llamativos y fuertes para las paredes eran tendencia, en lo últimos años se ha consolidado el color blanco para el salón. Además de potenciar la luz y el espacio, el blanco el telón de fondo perfecto para resaltar elementos decorativos, como piezas vintage, libros, etc.

Paredes de ladrillo visto

Paredes con ladrillo visto en blanco

Las paredes de la ladrillo han tomado gran relevancia en la decoración de interiores debido a recuerdan a los lofts industriales de Nueva York. Pintar la pared de ladrillo (de blanco, claro) o dejar el ladrillo lavado son dos opciones que podemos elegir según nuestro gusto.

Láminas, fotografías y marcos DIY

DIY con fotografías

Las paredes de nuestro salón son el lienzo perfecto para dejar volar nuestra imaginación e inspiración. Podemos realizar con nuestras propias manos diferentes composiciones con fotografías nuestras, láminas de colores vivos, jugando siempre con diferentes marcos que diversifiquen el espacio.

Baldas estrechas con cuadros

Estantería con cuadros

Una de las tendencias que nos trae la decoración escandinava es utilizar baldas y estanterías para colocar nuestros cuadros. En vez de estar colgados en las paredes, pondremos los marcos reposando sobre la estantería junto a otros elementos de la decoración. Esto dará a nuestro salón un aire de improvisación calculada.

Letras y carteles con mensajes positivos

Letras y mensajes decorativos

Ya hablamos anteriormente que las letras decorativas están de moda. Ahora se han impuesto diferentes tipos de mensajes que nos transmiten positividad en nuestro día a día y además llenan nuestro salón de estilo y personalidad. Cuadros y láminas con frases inspiradoras (con tipografía diferente) pueden llenar nuestro salón de un estilo propio.

Blog inspirador: Facilisimo.com /Decoración

Imágenes: Deleite Design, La Garbatella, Aires de Decoración, Acotio Deco