Espejos: cómo colocarlos en tu casa

Si sufres de catoptrofobia, mejor que no leas este post. ¿Qué no sabes qué es? Pues es el temor que algunas personas tienen a los espejos como cosa, no necesariamente a verse reflejados en ellos.

A pesar de esto, sabemos que son objetos que tradicionalmente han servido para decorar las casas. Por eso, hoy queremos hablar de ellos y darte algunos consejos para que sepas cómo tienes que colocarlos en tu casa.

Los espejos tienen la capacidad de hacer que las estancias den la sensación de más luminosidad si los colocamos correctamente. Por eso es recomendable que lo pongas en habitaciones pequeñas y siempre enfrente de alguna pared decorada. Esto generará una mayor amplitud que si lo ubicas en una pared vacía, lo que supondrá efecto de frialdad.

Algunos lugares indicados para poner espejos son por ejemplo,  la chimenea. Pero no es tan sencillo. Si quieres que dé un toque especial a tu decoración, sólo tienes que poner sobre la repisa algún jarrón con una flor destacada. Así se reflejará en el cristal y generará una doble vista que sorprenderá a los ojos de tus visitantes. De esta forma también dará la sensanción de amplitud a tu salón – comedor. Si tienes otro elemento decorativo que creas que puede adaptarse bien a la chimenea (figuras de porcelana o escayola) pruébalo.

En paredes que hayan quedado vacías y no sepas qué poner, piensa en un espejo con un marco ancho y dorado. Tiene la capacidad de realzar cualquier espacio y además es un buen receptor de la luz.

En el baño también puedes innovar con estos objetos. Tradicionalmente se ubican frente al lavabo, para tener una mejor visión de nosotros mismos, pero piensa que si tienes espacio a un lateral, también es un buen lugar para ponerlo. Es ideal sobre todo para aseos que tienen las ventanas sobre el lavabo.

Y para el salón, utiliza dobles espejos, es decir, en lugar de colocar uno sobre el sofá, pon dos. Es lo que los expertos llaman decoración por parejas. Dicen que así se crea una sensación de orden y armonía. Intenta que sobre ellos se proyecte la luz que entre por las ventanas porque de esta forma la luminosidad será mayor. Elige un marco que se aproxime a los tonos del resto de la decoración del salón y conseguirás que esta estancia sea la mejor de toda la casa.

Estos consejos pueden facilitarte las cosas a la hora de elegir el estilo de una estancia concreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *