Murales decorativos para interiores

En los últimos años se ha puesto muy de moda decorar los interiores con colores llamativos o, más atrevido aún, con murales que describen nuestra esencia y le dan un toque armonioso a nuestras estancias.

Un mural es un elemento decorativo que resulta atractivo a los ojos de quienes lo admiran, por lo tanto, es una idea que hay que plantearse con detenimiento. Lo primero es conocer los diferentes estilos que te ofrecen la estética y el arte. Puedes crear un ambiente retro, moderno, juvenil, infantil o atrevido; todo dependerá de lo que desees proyectar.

Estilos de murales decorativos

Mural Trompe Loeil o trampa del ojo, es aquel que se asemeja a la realidad. Normalmente representa imágenes de cielos y nubes, ventanas con paisajes o cualquier otro elemento que juegue con el aspecto real.

Trompe Loeil

Fuente: Berok Oscar

Mural de relieve escultórico, es común verlo en templos. Está diseñado con materiales como madera, resinas plásticas, piedras y cemento. La figura sobre el muro puede reflejarse en bajo relieve o sobre relieve, esta última da la impresión de una imagen en tercera dimensión.

Mural de cerámica, la técnica de mosaico suele ser la más utilizada en este estilo. Consiste en adherir pequeñas lozas formando un diseño.

Mural de vitreaux, este se realiza sobre vidrio y su técnica más tradicional consta de vidrios coloridos incrustados en plomo, resultando de esto un diseño muy colorido, que se realza con la luz natural.

Vitreaux

Fuente: Ezequiel

Mural de tela. Consiste en un tapiz enorme, pintado por un artista. Es ideal para una estancia de aire artístico. Suele ser liviano, moderno y funcional.

Mural de estarcido. Creo que hemos llegado al que más nos interesa; y es que está muy de moda este estilo, que se refiere al clásico diseño de interiores “hazlo tú mismo” o DYI. La simplicidad de su técnica lo ha convertido en el favorito, sin dejar de mencionar que el stencil nos facilita su creación, obteniendo un acabado espectacular, sin la necesidad de ser expertos en creación de murales decorativos.

Stencil

Fuente: Think Publicidad

La técnica del stencil consiste en pintar sobre diferentes superficies, utilizando una plantilla con formas personalizadas. Se puede hacer sobre tela, madera, seda, latón y paredes. Emplearlo resulta sencillo e impresionante, porque obtienes acabados perfectos con un exquisito toque estético.

Tienes la opción de elegir el diseño que quieres e ir a comprar las plantillas que facilitarán su creación o si tienes la vena artística muy desarrollada y te divierte la decoración en todas sus facetas, puedes crear tus propias plantillas.

Ya vimos que no es difícil ambientar espacios modernos, si combinamos creatividad, estética y arte. Ya conocemos los estilos, ahora pongamos a volar la imaginación y manos a la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *