Cuadros en el baño sí o no

Todos recordamos la noticia que surgió durante la “Operación Malaya” que informaba que en uno de los domicilios de uno de los imputados se había hallado una obra de Joan Miró decorando el cuarto de baño. El hecho causó una gran polémica, en la que los detractores afirmaban que era muy pretencioso poseer un cuadro de un autor de tanta importancia decorando una estancia tan fría como el lugar de aseo.

Sin embargo, el uso de estos elementos decorativos en esta estancia de la casa que suele tener tan mala fama ha ido ascendiendo, en parte porque se ha olvidado eso de que se pueden estropear a raíz de los vapores y la humedad que se genera en el día a día. Algunas técnicas de decoración ya los consideran imprescindibles para dar ese toque personal al servicio y sorprender a las visitas.

Una de las más reconocidas es el Feng Shui, una filosofía de origen chino que actúa en la ocupación consciente del espacio. Afirma que el baño debería estar en el exterior del hogar, por ser un lugar en el que la energía se escapa debido al agua y a la frialdad. Pero como en los tiempos actuales eso no es posible, han tenido que adaptar su teoría. Para evitar la sensación de humedad abogan por el uso de luces, plantas y cuadros. Estas piezas aportan esa calidez de la que carece la habitación, de modo que conseguimos un aspecto más personal y con una energía más positiva.

Foto: Spazio-Noi

Foto: Spazio-Noi

Esa humedad de la que hablamos no destruirá la obra, puesto que ésta debe estar perfectamente sellada y enmarcada, de manera que el agua o vapor no tenga la más mínima oportunidad de penetrar en ella. Para colgarlos en el frágil azulejo las mejores opciones son los cuelga fáciles y los adhesivos, puesto que el taladro podría prepararnos un enorme destrozo.

Por último, ya sólo te queda elegir el motivo que vas a elegir. El Feng Shui nos dice que debemos poner motivos vivos o animales, pero cuando pones un cuadro siempre debes dar tu toque personal, por lo que puedes optar por elementos atrevidos y vanguardistas, obras antiguas o una colorida lámina sencilla.

El dilema de siempre: ducha o bañera

A la hora de decorar un cuarto de baño, es una pregunta que la mayoría nos hacemos, ¿poner una bañera o un plato de ducha? Ambas opciones son aptas para cualquier baño moderno y cómodo.

Bañeras

Hay opiniones para todos los gustos. Habrá quien prefiera la bañera por la comodidad de bañar a los pequeños de la casa en ella y que a la vez pasen momentos de diversión en su interior mientras los dejamos unos minutos en el agua, o la ducha por su accesibilidad para una persona mayor (incluso si miras para el futuro, puede ser una buena opción para cuando nosotros mismos vayamos teniendo problemas de movilidad).

Básicamente, la elección entre ducha o bañera acaba basándose en el espacio disponible. A veces la opción más elegida es la de bañera en el aseo grande y ducha en el de menores dimensiones. La elección también depende mucho de las necesidades de cada uno y de lo que busques es un cuarto de baño.

Si buscas relajarte en él la mejor opción es, sin duda alguna, la bañera. Con tan solo un metro y medio de espacio disponible, ya puedes instalar una en tu cuarto de baño. Y si además tu bolsillo te lo permite opta por una bañera con hidromasaje. Existe una gran variedad de bañeras en el mercado, como por ejemplo las que ofrece The Bath Point en su sección de bañeras.

Para espacios reducidos, la ducha es la mejor o única opción. Hay cabinas de duchas muy cómodas con diferentes tipos, desde la básica hasta cabinas de ducha con baño turco o ducha escocesa.

¿Cuál es tu opción?

¿Accesorios de corcho? ¡Ahora es posible!

El modernismo y el reciclaje no están reñidos. Ese toque vanguardista que se concede a las casas actuales puede proceder de cualquier tipo de material. Ya hemos hablado alguna vez en este mismo blog de cómo decorar con libros antiguos o incluso con discos de vinilo de nuestros padres. Todo es bueno para ofrecer a nuestra casa un toque diferente, fuera de lo habitual, que no nos haga caer en la monotonía decorativa.

 Accesorios de corcho

Por eso en esta línea de reciclaje o utilización de otro tipo de materiales, queremos hablarte del corcho. Procedente de la corteza del alcornoque, es la encargada de recubrir el tronco del árbol. Lo vemos sobre todo como tapón en los recipientes de vidrio (véase las botellas de champán o vino), o colgado en paredes sobre el que pinchamos papeles o fotografías. Pero esto ha ido más allá. Las últimas tendencias en decoración lo admiten también como un nuevo material con el cual adornar la casa.

Las nuevas colecciones decorativas nos ofrecen complementos fabricados con este material. Por eso no es de extrañar encontrar en tiendas de baño accesorios elaborados en corcho, ideales para mantener el orden y hacer el ambiente más cálido. Los responsables de estas colecciones son la marca Ryosuke Fukusada.

 Accesorios de corcho

Podrás encontrar todo tipo de recipientes, en este caso, todos para el baño. Jaboneras, cestos de la ropa o estanterías para dejar los botes y esponjas de la ducha harán de tu bañera, un lugar diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.

Los tamaños también se adaptan a todo tipo de baños. Pequeños o grandes, estos accesorios los encontrarás con las medidas perfectas que se ajusten de esta forma a tu aseo. En lugar de los tradicionales recipientes en materiales como el acero inoxidable o la porcelana, el corcho otorgará a tus estancias un toque completamente diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.

¡Cámbiate a la nueva moda! Deshazte de todos tus accesorios y pásate a esta moda, que además es solidaria con el medio ambiente. ¿Qué más puedes pedir?