Aprovecha tu terraza este verano

La terraza es uno de esos elemento que le dan a una casa, especialmente un piso en una gran ciudad, un enorme valor añadido. Un espacio que ofrece una enorme cantidad de posibilidades y que, a pesar de no ser muchos los meses en los que realmente se le da un uso regular, éste es una absoluta gozada.

Como bien se decía en un popular anuncio de televisión, en nuestro país hay un buen número de terrazas que no se aprovechan como deberían, haciendo las veces de trastero improvisado que en verano no apetece ordenar, por lo que poco a poco se van acumulando objetos y se pierde una zona de la casa que, siguiendo algunos pequeños consejos y recomendaciones, pude ser el alma de la vivienda durante la temporada de calor.

Lo primero que hay que decidir es el uso que se le quiere dar, y en función de esto junto con el espacio disponible y la orientación y luz que llegue, comenzar a tomar decisiones en lo relativo a la decoración.

Lo más común es crear un espacio en el que comer o cenar al aire libre, una zona para tomar una copa o zona solárium, siendo muy pocos los afortunados que disponen de espacio para tener los tres, por lo que normalmente hay que decidir. Si es una terraza pequeña se deberá abandonar la idea de poner una mesa de comedor, si el edificio de enfrente tapa el sol no tendrá mucho sentido poner tumbonas para tomar el sol, por tanto las condiciones resultan fundamentales en esta decisión.

La tendencia es a unir los espacios, es decir, que la terraza y la habitación desde la que se tenga acceso tengan una decoración en común que ayude a dotar de sensación de continuidad la salida a la terraza, ya sea desde la cocina, salón o dormitorio. Ésto se puede hacer gracias a una serie de consejos y trucos simples como emplear cortinas ligeras y d colores suaves y claros o el empleo de los mismos materias dentro y fuera, o al menos de los mismos colores. Con esto se logra crear espacios anexionados, conectados, logrando que el interior parezca más amplio.

Si la terraza dispone de mucho espacio, lo mejor es crear diferentes espacios para cumplir todas las funciones anteriormente comentadas, aunque es cierto que algunas cosas a tener en cuenta pueden ser la necesidad de e de que el espacio de comedor debe ser practico, y por lo tanto cuanto más cerca del interior mejor será. También hay que tener en cuenta el factor sol, ya que la presencia de un toldo o una pérgola será necesaria para un uso agradable y sin insolaciones.

Por último, resaltar la importancia de las plantas. Éstas aportan un toque de frescura que resulta imprescindible para que no resulte una terraza fría y artificial. Una buena forma de conseguir esta sensación es cubrir total o parcialmente una de las paredes de vegetación con una celosía y plantas trepadoras.

Simplemente recordar que es fundamental que los muebles y elementos decorativos de la terraza deben ser resistentes a los elementos, y lavables para poder usarlos varios años y guardarlos al terminar la temporada de uso .

Si Moliére murió a causa del color amarillo, ¿mi casa se va a caer por decorarla así?

¿Quién dijo o quién impulsó la idea de que el color amarillo era síntoma de mala suerte? Pues nada más y nada menos que Moliére. El dramaturgo francés murió tras su última actuación cómica llamada “El enfermo imaginario”. ¿Y cómo así? A raíz de la puesta en escena, el actor se puso enfermo y le causó la muerte. Muchos de los críticos comentan que fue debido a la sorna que tenía el argumento de la obra de teatro y la presencia del color amarillo en el decorado. Desde entonces, este color se asemeja a las desgracias.

Casa decorada de amarillo

Casa decorada de amarillo. Fuente: milideas.net

Pero, actualmente, los decoradores de interiores han hecho caso omiso a este bulo y han puesto de moda una nueva forma de adornar las casas.

Para estos expertos artísticos, el color amarillo es símbolo de buena energía y de alegría, pero sin embargo, comentan que hay que saber combinarlo con el resto de la gama cromática.

En los últimos tiempos, este color tan expresivo y llamativo, se ve en muchas casas con decoración modernista, y no sólo con motivos detallistas de un almohadón. Esta expresión luminosa se ve en paredes, muebles, cuadros y sofás.

En un principio, este tipo de arquitectos no lo tenían muy claro, ya que desde el medievo se viene diciendo que el amarillo es símbolo de traición hasta en los medios de comunicación, la prensa amarilla arremete contra la información veraz. Este tipo de publicaciones no tienen mucha validez. ¿Entonces a qué nos atenemos?

Se ha seguido adelante con esta idea innovadora, hasta tal punto que el color amarillo se asemeja o se compara con el color rosa. Muchos críticos especializados en arquitectura y decoración, sentencian que es “el nuevo color rosa”.

Quieren acoplar esta modalidad colorida porque es sinónimo de calor, buen humor y verano, es como sentir, que estás en una casa donde se respira tranquilidad, desasosiego pero también felicidad y optimismo.

La diseñadora Sarah Bottger señala que le gusta muchísimo este color porque sirve de complemento de otros tonos neutros y de materiales naturales.

El amarillo se puede ver en alfombras de paño ensamblado con blanco y con grises cálidos para que irradie una visualidad excepcional a todas las personas que vivan en una casa decorada así, o para los invitados que vayan algún día a visitar a los propietarios. Es una llamada de atención.

En nuestro país hemos ido al límite con este color, puesto a que una empresa diseñadora de interiores, Cosentino Group, ha fabricado cocinas completamente equipadas con ese color, un boom para tiendas de muebles, vendedores, consumidores y expertos arquitectos españoles.

Muebles de cocina amarillos

Muebles de cocina amarillos. Fuente: decasas.org

En definitiva, el amarillo funciona de manera descabellada en verano, gracias a él se consigue una casa acogedora e innovadora, que muchos, seguro, lo quisieran copiar y colocar posteriormente en sus casas.

¿Qué vas a hacer? ¿Te atreves? ¡Estás a tiempo de incorporar algunas pinceladas amarillas en tu casa antes de que acabe el verano!. Deja de lado el rosa, el azul o los colores austeros y ¡lánzate a la modernidad!

Decora tu hogar para la fiesta de Halloween

Con un poco de imaginación y creatividad podrás decorar tu casa sin hacer grandes gastos para celebrar la noche más terrorífica del año.  Una fiesta muy divertida a la que todos los invitados acuden disfrazados de personajes de terror y dispuestos a gastar bromas y dar muchos sustos.guirnalda fantasmas

Los colores que no deben faltar en la decoración son el naranja, el negro, el morado y el rojo sangre.  Los elementos decorativos que utilizaremos serán las calabazas, guirnaldas de calaveras, murciélagos, brujas, telas de araña… Estas guirnaldas no te costarán mucho si decides hacerlas tú mismo, pero sí te llevaran un poco de tiempo en manualidades.  Con una cartulina como plantilla, podemos dibujar las distintas figuras y unirlas en cadeneta o bien cosiéndolas con un hilo para colgarlas después de una esquina a otra de la habitación.

Las calabazas son unos de los imprescindibles en la decoración de Halloween.  Según la leyenda, estas calabazas eran usadas para ahuyentar a los malos espíritus y, precisamente esta noche está llena de espíritus.  La calabaza puede ser natural o bien de plástico.  Si optamos por la natural, debemos vaciarla y limpiarla bien por dentro para asegurarnos de que no desprenda un olor desagradable durante la noche.  El siguiente paso es dibujar los ojos y la boca que cortaremos con mucho cuidado utilizando un cuchillo bien afilado. Por último, introducimos una vela en su interior que alumbrará toda la noche.

Otro toque terrorífico lo podemos conseguir utilizando sábanas blancas para cubrir nuestros muebles para dar la sensación de una casa abandonada como en la película de “Los Otros”.

Decoración HalloweenLa comida también importa en una fiesta en la que todo proviene del mundo de los muertos.  Hay una gran variedad de golosinas que sugieren esa pincelada terrorífica que buscamos: dedos de colores, arañas, momias… que podrán decorar los centros de mesa.

Serás un buen anfitrión siempre que recibas bien a los invitados con una copa de sangre… ¡o de vino!