Ayuda a tus hijos a ordenar su habitación

Los niños no suelen destacar por su sentido del orden ni por su capacidad para organizar el espacio, lo más común es que se acumulen por todos lados juguetes y ropa.

Ésto es lo normal, los niños juegan y trastean, pero para intentar que les resulte más fácil organizar sus cosas, algo que no garantiza ni mucho menos que lo vayan a hacer, vamos a ofrecer una serie de consejos y trucos de almacenaje para que al menos lo intenten.

15708820163_88052f331e_z

Foto: PresidenciaRD (Flickr)

Ponte en su lugar

Hay que tener en cuenta que el mobiliario no está pensado para los niños. Su tamaño y fuerza hace que les sea muy difícil usar puertas que se resistan, llegar a cajones y perchas, o ordenar sus juguetes en estanterías. Para facilitarles las cosas es recomendable colocar cajas a nivel del suelo sin tapa para guardar ropa interior y juguetes, bajar la barra del armario y quitarle las puertas en caso de los niños más pequeños.

Colocar algo tiene que ser más fácil que sacarlo

Ésta es una de las reglas de oro de la decoración infantil. En muchas ocasiones las manos pequeñas de los niños no pueden volver a colocar objetos en su lugar de origen, algo de lo que se suelen dar cuenta una vez sacado, por lo que si éste es difícil de sacar el niño se lo pensará antes de hacerlo, evitando la acumulación, y facilitarles su posterior colocación les quitará la excusa de no poder hacerlo.

Organiza de abajo a arriba

La baja estatura imposibilita a los niños el acceso a espacios altos, por lo que si queremos que ellos organizan sus cosas será necesario ponérselas al alcance de sus manos.
Por supuesto no todo puede estar a su altura, al menos en casas normales donde el espacio es limitado, por lo que habrá que seleccionar, dejando para la parte más alta las cosas de un menor uso, como la ropa que no vaya a ser usada en un tiempo, como abrigos, gorros, etc durante el verano; y dejando lo más utilizado en las partes más bajas.

Ayúdales a crear y mantener una rutina

Algo que suele desconcertar a los niños y que provoca que dejen de ordenar es la facilidad con la que se desordena una habitación, ya que el niño se esfuerza en recoger y al poco tiempo ve como su esfuerzo a sido en vano sin darse cuenta. Para evitar la frustración lo mejor es implantar una rutina para que se organicen, evitando así que se acumulen las cosas y que la recogida sea más laboriosa, por lo que el niño no querrá hacerla, creándose una espiral infinita. Si logras que, por ejemplo, hagan la cama por la mañana, y recojan la habitación a la noche, la habitación se mantendrá más o menos organizada todos los días evitando acumulaciones.

Etiqueta todo

Colocar etiquetas con imágenes o con las palabras no sólo ayuda a los pequeños a saber donde debe ir cada cosa, también es posible hacer de la actividad de recoger un divertido juego en el que deben hacer coincidir la etiqueta con lo de dentro, convirtiendo algo que no les gusta en una diversión momentánea.

El estilo claro y limpio es tendencia en decoración

La nueva tendencia en interiorismo es el diseño contemporáneo. Es la conclusión que se puede extraer de un fantástico artículo de The New York Times, en el que la taxidermia ha quedado en un claro desuso dando paso a motivos más claros y luminosos. Las paredes ya no tienen esos tonos oscuros y grandes figuras de animales, sino que se busca una aparente sencillez, con tonos suaves que provocan un estado de relajación en el espectador.

Foto: Diseño de interiores Ivonne Semprunl

Foto: Diseño de interiores Ivonne Semprunl

No cabe duda de que las tendencias son muy cambiantes. Por eso, ese estilo de un nuevo vintage ha quedado relegado; en gran parte, por la subida de los precios de artículos que daban la sensación de mal estado o que eran de segunda mano. Ese ambiente decorativo de los antiguos clubs de los Estados Unidos ha desaparecido, poniendo la vista en la California de los setenta, en ese método en el que reina el color blanco y no abundan los alardes.

Sin embargo, no se debe confundir con el minimalismo, ya que no reduce la decoración tanto a lo esencial. En este diseño contemporáneo tienen cabida muchos elementos que a pesar de su aspecto sencillo no suponen renunciar a los adornos. Un ejemplo claro son los diseños de Bower, con un diseño limpio y relajante que únicamente transmite paz.

La influencia escandinava tiene una gran presencia en este estilo, pues en los países nórdicos se necesita dar luz al hogar ante la falta de iluminación exterior en gran parte del año. Los tonos blancos de techos, paredes e incluso suelos, se combinan con elementos plateados o de colores muy vivos, en pequeños toques y bien distribuidos, para divertir la vista de los inquilinos y a la vez disfrutar de esa paz y relajación que ofrece un diseño más claro y más limpio.

Llega el estilo nórdico a nuestras casas

En más de una ocasión hemos hablado de los diferentes estilos que puedes darle a tu casa: vintage, moderno… Pero hoy te traemos uno que si bien lleva activo más de un siglo, en nuestro país se ha puesto de moda no hace mucho tiempo. Se trata del estilo escandinavo, o también llamado nórdico. Es propio precisamente de los países escandinavos: Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia lo han tenido en sus casas durante años.

Estilo nórdico¿Qué lo hace especial? En primer lugar los colores claros. Los países en los que se fue formando tienen un clima donde las lluvias es protagonista todo el año . Por eso es importante que en lugares nublados y prácticamente sin luz, las casas otorguen esa sensación de luminosidad y alegría que los exteriores no dan.

Debido a esto, muchas viviendas escandinavas empezaron a diseñar interiores con predominancia del color blanco, combinado con todo tipo de tonos llamativos para que hagan la estancia agradable, divertida y cálida. A ello hay que sumarle además grandes ventanales sin cortinas ni persianas que permiten la entrada de la poca luz que las nubes dejan que llegue.

Estilo nórdico¿Qué materiales son los más elegidos? En primer lugar texturas de tela como el algodón y el lino para las alfombras, los forros de los sofás… Sin embargo para los suelos lo más empleado es la madera. De igual forma que las paredes y el resto del mobiliario, los colores claros son la opción más elegida por los escandinavos.

En cuanto a aquellos objetos que se eligen simplemente para adornar, es mejor decantarse por los estampados geométricos, florales y de colores vibrantes. Pero siempre lejos de la exuberancia. Contamos con tonos claros para las paredes y el suelo haciendo de las estancias un lugar sencillo, por eso decorarlos con jarrones o cuadros demasiado llamativos, romperá con la tranquilidad que transmiten el resto de colores.

En Ikea podrás encontrar todo tipo mobiliario escandinavo para empezar a decorar tu casa al puro estilo nórdico.

Imágenes: es.paperblog.com y delikatissen.com

Decoración del hogar

¿Estás cansado de vivir en el mismo lugar o dada la crisis actual, no poder tomar tus vacaciones soñadas? En ese caso, lo ideal es aprovechar el tiempo que tienes para decorar tu hogar y al mismo tiempo y así sentir que estás en un lugar distinto. Siempre viene bien cambiar de ambiente, digamos que sacarle el polvo a las cosas, y qué mejor manera que cambiar literalmente todo de lugar. Emprenderemos así, la aventura de elegir cada detalle de cada una de las habitaciones y hacer de la casa, el hogar ideal según tu personalidad.

Decoración

A la hora de optar por un estilo es muy importante que lo hagas según tus necesidades y no porque simplemente te haya gustado lo que viste en la revista de las últimas tendencias. Es cierto que la moda nos llama, pero evitemos caer en las garras del consumismo y pensemos con qué realmente nos sentimos cómodos y que será práctico en el día a día; pues, una estantería para todos los adornos que fuimos recolectando a lo largo de nuestros viajes, puede quedar bonito pero a la hora de limpiar, comenzareis a verlo con otros ojos. Por eso hay que tener en cuenta nuestros gustos y aficiones pero también que nos sea práctico.

Por ejemplo, entre las opciones que se barajan a la hora de decorar están el estilo minimalista que se caracteriza por una invitación a la calidez y a la tranquilidad con sus colores claros como blanco, crudos o tostados y el uso de muebles lineales, geométricos, de madera como el cerezo o el haya. Los tejidos de las cortinas son naturales y se busca alcanzar cierta armonía con los muebles y colores simples, evitando así las exuberancias  de algunos estilos antiguos.

Contamos también con el estilo rústico con colores claros como el caso anterior. Aunque los muebles son más bastos, no presentan la armonía de las formas lineales pero si permanece la esencia de los mismos, su naturaleza prevalece, dándonos un aire intrínseco.

Igualmente, tenemos el estilo clásico, el loft y el ambiente oriental o zen, muy de moda hoy en día, ya que tratamos de encontrar tranquilidad y armonía en nuestro hogar para compensar el estrés de la calle. Se utilizan elementos naturales como el papel, la madera y la piedra, además de agua y flores, es buscar el equilibrio con la naturaleza.
Por eso lo importante a la hora de decidirnos por la decoración del hogar, es saber qué nos gusta y nos relaja, para que vivir en nuestra casa sea un placer.