Consejos para cuidar tu jardín durante el invierno

Lo ideal es que nos ocupemos de nuestro jardín todo el año, pero no es un secreto que el invierno es la estación donde nuestras plantas se vuelve más vulnerables y necesitamos tomar las medidas de lugar precisas para no perder lo que con tanto amor hemos creado.

Sigue leyendo

Consejos para la iluminación exterior de nuestro hogar

La zona exterior de nuestra casa suele cobrar un especial protagonismo en verano y en los días de más calor, ya que es en estos días cuando más apetece salir al exterior y disfrutar de una tarde o una noche en nuestro patio. Para poder disfrutar del espacio exterior de nuestra casa, una parte importante es la iluminación, y no solo por la comodidad y la estética, también es un factor importante la seguridad. Un exterior bien iluminado desalentará a posibles ladrones y si tenemos que llevar a cabo cualquier tarea en nuestro patio o terrazas, nos facilitará el trabajo.

philips-blosomElegiremos nuestras lámparas y focos en función de lo que queramos conseguir, nos puede interesar crear una luz ambiental agradable, o resaltar la fachada, también nos puede interesar iluminar zonas específicas o elementos concretos tales como fuentes o jardines. Además del objetivo que queremos cumplir, también debemos tener en cuenta otros aspectos. Como nos recuerdan nuestros amigos de Hiperlámparas, es importante también que todos los elementos del sistema de iluminación estén preparados para soportar condiciones climáticas duras, tales como lluvias fuertes, viento, bajas o altas temperaturas, etc. Para saber si nuestras lámparas estan preparadas para el exterior o para el clima exterior del lugar en el que vivimos, debemos fijarnos en las siglas IP que deben venir en el envoltorio o la caja de la lámpara. Este índice (indice de protección) nos indica mediante valores de 2 dígitos el grado de protección. El primer dígito nos indica el grado de resistencia al polvo y el segundo dígito el grado de resistencia al agua, en ambos casos el valor mínimo debe ser 4.

La principal medida de protección de las lámparas contra agentes externos es en la mayoría de ocasiones la existencia de una goma aislante entre el globo de cristal de la lámpara y el propio porta lámparas. En el caso de los focos hay modelos diseñados para dejar entrar y salir el agua sin afectar a los elementos eléctricos.

A continuación os indicamos los tipos de lámparas de exterior más habituales y donde podéis encontrarlos:

Farolas: Este tipo de lámpara se utiliza para crear luz de ambiente. Su iluminación desde la altura proporciona luz cenital y reduce la formación de sombras. En este sentido podemos encontrar farolas específicas para hogares. Por supuesto recomendamos que los porta lámparas permitan la instalación de bombillas LED , nos ahorraremos bastante dinero a medio plazo.

Focos halógenos: Suelen tener una alta intensidad lumínica, y son una opción muy interesante para destacar elementos específicos de nuestro jardín o de la fachada de nuestra casa. Su potente haz de luz es el más indicado para resaltar elementos ornamentales de la fachada.

Focos LED: Como los anteriores suelen tener una alta intensidad lumínica, y se pueden usar para lo mismo, pero cuentan con la ventaja de gastar mucha menos energía por lo que si no te importa hacer un desembolso inicial un poco más grande, esta opción es la ideal.

Luces con detector de presencia: Estas luces pueden ser de cualquier tipo, tanto led, como halógenas o incandescentes, pero traen un sistema que permite que se apaguen y enciendan de forma automática ante la presencia o ausencia de personas, ideal para zonas poco frecuentadas.

Células fotoeléctricas: El sistema de células fotoeléctricas es ideal para la luz ornamental de jardín, estas células detectan el grado de intensidad lumínica y se encienden cuando la luz del exterior es baja.

Aquí podemos ver algunas lámparas para exterior muy interesantes:

A tener en cuenta en el cableado:

Antes de llevar a cabo la instalación de la iluminación exterior hay que tener en cuenta por donde discurrirá el cableado. A ser posible este debe ir siempre en el interior de la pared o de la casa. Si no fuera posible y hubiera que mantener el cable en la fachada, este debe estar protegido en el interior de una funda aislante rígida, que se fijará con unas abrazaderas a la pared. Los cables exteriores deben ser del tipo U 1000R 02V. Las lámparas deben estar siempre a una altura superior a la de una persona y fuera del alcance de las manos.