La estrechez no es un problema

Los pasillos son un elemento que comparten de las diferentes clases de viviendas españolas. Ya sean pisos, casas, estudios… el pasillo (estrecho, generalmente) forma también parte de nuestro hogar, un espacio al que también podemos dar nuestro toque personal. Sin embargo, para los amantes de la decoración  de interiores, los pasillos estrechos suelen ser un gran dolor de cabeza debido a que el reducido espacio complica cualquier intento de creatividad.

A continuación te traemos unos consejos para aprovechar al máximo el espacio de tu hogar y dar un toque único y personal a esos pasillos que, aunque estrechos, dicen mucho del conjunto de nuestra vivienda y, cómo no, de nosotros mismos.

Minimalismo y detalles decorativos

Decoración de pasillos

Debido a su reducido espacio, no debemos recargar los pasillos con muebles o elementos que den una sensación de hacinamiento e incluso impidan y compliquen el paso por el pasillo. Una simple mesa al final del pasillo (con un jarrón u otro elemento a nuestro gusto) o alfombras de diseño son elementos que pueden cambiar la imagen de éste, dándole mucho estilo y amplitud de espacio.

Color para dar alegría

Pasillos con cuadros de colores

Los pasillos largos y estrechos suelen dar una sensación de enclaustramiento y apatía. Por este motivo, pintar las paredes de los pasillos de colores vivos y decorarlas con cuadros coloridos o con fotografías familiares puede contrarrestar su efecto negativo. Recuerda no recargar demasiado las paredes para no disminuir la sensación de amplitud.

Espejos para dar amplitud

Espejos que dan amplitud

Los espejos son elementos decorativos muy utilizados cuando queremos dar amplitud a espacios pequeños. Si decoramos nuestro pasillo con espejos grandes daremos una sensación de más espacio. Recuerda que existen miles de tipo de espejos, con diferentes marcos, formas y diseños. Elige los que mejor compaginen con tu personalidad y la de tu hogar.

La iluminación como elemento decorativo

Iluminación como decoración

En los últimos años, la iluminación se ha consolidado como un elemento decorativo primordial. El uso correcto de la luz puede cambiar totalmente un espacio. Recuerda que los pasillos son espacios cerrados, así que una buena iluminación puede darles un estilo totalmente diferente e incluso dar amplitud al espacio.